Día Mundial de la Lucha Contra las Hepatitis

Noticias

Publicado en: Hoy Digital
Autor: Dr. Luis Pérez Méndez, Gastroenterólogo-hepatólogo, Coordinador Clínico de la Unidad de Trasplante Hepático del Hospital General de la Plaza de la Salud.

El 28 de julio de cada año, la OMS conmemora el Día Mundial contra las Hepatitis, con la finalidad de concienciar y educar a la población sobre las hepatitis víricas.

Existen varios tipos de hepatitis agudas y crónicas, en esta ocasión hacemos referencia a las crónicas, de manera particular la hepatitis C (HVC) por ser la de mayor prevalencia a nivel mundial.

La hepatitis C es una enfermedad causada por el virus del mismo nombre; capaz de causar inflamación del hígado, y sus manifestaciones clínicas pueden ir desde síntomas muy leves hasta formas severas o complicadas de la enfermedad.

El virus de la hepatitis C (VHC) causa infección aguda y crónica. Por lo general, la infección aguda es asintomática y en raras ocasiones (o ninguna) se asocia a una enfermedad potencialmente mortal. Aproximadamente un 15-45 % de las personas infectadas elimina el virus espontáneamente en un plazo de seis meses, sin necesidad de tratamiento. El 60-80 % restante desarrollará infección crónica, y en estos casos el riesgo de cirrosis hepática a los 20 años es del 15-30 %.

La historia natural de la enfermedad es muy variable, no se conoce a qué se debe esto, pero están involucrados factores relacionados al huésped, al virus y al ambiente. La infección crónica por HVC puede producir cirrosis hepática y carcinoma hepatocelular. La incidencia de estas complicaciones ha sido importante en las últimas dos décadas, sin embargo, se espera que disminuya esta incidencia para el 2030. Las complicaciones secundarias a HVC son la principal causa de trasplante de hígado en Estados Unidos y Europa, así mismo en República Dominicana donde representa el 58 % de los trasplantados hasta el año 2017.

La hepatitis C crónica es la única de las hepatitis que se cura con tratamiento antiviral.

El tratamiento antiviral exitoso previene las complicaciones a corto y largo plazo, sin embargo, cuando ya están presentes no desaparecen, pero son de más fácil manejo y se frena su evolución.

La hepatitis C es prevalente en todo el mundo, se estima que existen más de 200 millones de personas infectadas, en Estados Unidos hay más de cinco millones de personas con el virus.

Las regiones de la OMS más afectadas son las del Mediterráneo Oriental y Europa, con una prevalencia del 2.3 % y 1.5 % respectivamente. La prevalencia de la infección por VHC en otras regiones de la OMS oscila entre el 0.5 % y el 1.0 %. En función del país, la infección por el virus de la hepatitis C puede concentrarse en algunas poblaciones (por ejemplo, entre los consumidores de drogas inyectables), y/o en la población en general.

Existen numerosas cepas (o genotipos) del VHC, cuya distribución es variable según la región. Es más frecuente en hombres que en mujeres y más frecuente en afroamericanos que en caucásicos.

Tratamiento 

El tratamiento de la hepatitis C ha evolucionado de manera significativa los últimos años, llegándose a la era de los antivirales de acción directa como el sofosbuvir, el daclatasvir, ledipasvir, entre otros, capaces de lograr la total curación del virus, cosa que hace unos años era imposible. Estos medicamentos son mucho más eficaces y seguros, y mejor tolerados que los tratamientos antiguos; sin embargo, el acceso es limitado debido a los altos costos que aún mantienen. Para elegir el tratamiento, se debe evaluar el grado de daño hepático (fibrosis o cirrosis), mediante biopsia hepática o FibroScan. Además, se debería realizar una prueba de laboratorio para identificar el genotipo del virus. Hay seis genotipos del VHC, y su respuesta al tratamiento es diferente. Por otra parte, una misma persona puede estar infectada por más de un genotipo. El grado de daño hepático y el genotipo del virus se utilizan para orientar las decisiones terapéuticas y la conducta clínica.

En la República Dominicana contamos con estos tratamientos subvencionados por el Ministerio de Salud Pública, con algunas limitantes que impiden el acceso total.

Artículos Relacionados

Menú