Abordaje de la discapacidad en la actualidad

Noticias

Dr. Francisco De la Rosa M., Especialidad en Medicina Física y Rehabilitación, Coordinador Docente de la Residencia de Medicina Física y Rehabilitación del HGPS.

Abordar un tema tan importante y delicado para la sociedad actual hace imperativo que se trate con una terminología clara y además que se esclarezcan algunos conceptos errados que tiene la población general en torno al tema.

La discapacidad es una experiencia única y universal. Y esto quiere decir que cada paciente puede experimentar algún grado de discapacidad secundario a alguna condición de salud en algún momento de la vida, aunque el grado o tipo de discapacidad podría variar dependiendo de dicha condición.

Y es que al hablar de discapacidad la mayoría pensaría en una parte de la población que vive de manera crónica con alguna discapacidad severa, ya sea física, sensorial o cognitiva; sin embargo, el concepto actual no se restringe solo a esas condiciones.

De acuerdo al Informe Mundial de Discapacidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hay más de mil millones de personas en el mundo con alguna forma de discapacidad, y de ellas, alrededor de 200 millones experimentan dificultades serias de funcionamiento.

Esta clasificación de dichos pacientes la podemos hacer tomando en cuenta la visión global e integral que plantea la OMS en su Clasificación Internacional de Funcionamiento de la Discapacidad y de la Salud, que toma en cuenta no solo los aspectos relacionados con las estructuras y funciones corporales, sino también los factores personales y ambientales que puedan restringir su participación en las actividades habituales de la vida diaria así como ocupacional o deportiva.

Podemos citar ejemplos de discapacidad de diferentes tipos y grados. El caso de una persona que vive con una discapacidad motora como una paraplejia secundaria a lesión medular podría tener el mismo nivel anatómico de lesión y tener diferentes barreras en su ambiente que aumenten su discapacidad, como por ejemplo difícil acceso a transporte público, servicios de salud o inclusión en puestos laborales, siendo estas diferentes en países con políticas y estrategias eficientes para manejo de las personas que viven con una discapacidad.

Así mismo, podríamos decir que un joven lanzador que presente alguna condición en el hombro de su brazo dominante que le restrinja de participar en su actividad deportiva y que tenga difícil acceso a los servicios de salud -ya sea por su situación socioeconómica o geográfica, tiene barreras que acentúan su discapacidad relacionada con la condición.

En el primer ejemplo, podríamos tener un paciente con una discapacidad en cuanto a su componente de estructura y función mucho más marcado que el segundo; sin embargo, en una sociedad inclusiva podría tener menos barreras que el joven deportista que reside en el interior del país y no tiene acceso a servicios de salud que le permitan recuperar su lesión que le limita lanzar y restringe su participación en actividades deportivas.

Esto explica por qué la discapacidad debe ser abordada desde un punto de vista más amplio y holístico, explorando todo el modelo bio-psico-social que conocemos de medicina.

Publicado en el: Periódico Hoy Digital.

Artículos Relacionados

Menú