El estrés rompe el corazón

Noticias

Dra. Pura Henríquez, Cardióloga Intensivista, Coordinadora de la Unidad Cardiovascular del Hospital General de la Plaza de la Salud.

La cardiomiopatía de tako-tsubo (STK) conocida como cardiomiopatía por estrés y síndrome de corazón roto, descrito por primera vez en Japón en 1990 por Sato y colaboradores, es un síndrome cardíaco súbito, transitorio, que simula un síndrome coronario agudo (un infarto).

Los pacientes se presentan con dolor torácico, cambios en el electrocardiograma y enzimas cardíacas elevadas consistentes con un infarto al corazón. Sin embargo, cuando el paciente va a cateterismo cardíaco no existe oclusión significativa de las arterias que llevan sangre al corazón (coronarias).

La etiología exacta del síndrome de corazón roto permanece desconocida, pero parece ser desencadenada por un estresor significativo emocional o físico. Usualmente aparecen cambios en la contractilidad en el ecocardiograma, la angiografía coronaria sin evidencia de ruptura de placas, cambios en el electrocardiograma que sugiere infarto, elevación de las enzimas cardíacas, y ausencia de miocarditis (inflamación del músculo del corazón).

El mecanismo más discutido es la liberación de catecolaminas inducidas por el estrés con toxicidad y subsecuente aturdimiento del miocardio. Ocurre en individuos susceptibles, notablemente mujeres.

La estimulación neurohormonal resulta en disfunción miocárdica, como se observa en la anomalía en la contractilidad de la pared del ventrículo izquierdo.

Se han reportado casos luego de uso de cocaína, metanfetaminas y el uso excesivo de fenilefrina.

Se plantea como etiología el que ocurra espasmo de las arterias coronarias, daño de la función cardíaca microvascular, daño en el metabolismo ácido graso del miocardio, síndrome coronario agudo con daño en la reperfusión, microinfarto y aturdimiento miocárdico inducido por catecolaminas endógenas y disfunción endotelial subyacente.

Factores de riesgo. Un estresor emocional o físico significativo o daño neurológico típicamente precede el desarrollo de cardiomiopatía por estrés.

Los estresores incluyen:
• La noticia de la muerte de un ser querido
• Malas noticias financieras
• Desórdenes naturales
• Colisión en vehículo de motor
• Exacerbación de enfermedad crónica
• Una enfermedad diagnosticada de Novo.
• Cirugía
• Estar en una unidad de cuidados intensivos
• Uso o retirada de drogas ilícitas.

La cardiomiopatía de tako-tsubo ha sido reportada en episodios de casi ahogamiento. Las convulsiones pueden también estimular el síndrome de corazón roto.

Cuando se revisa la literatura de forma sistemática, se observa que es más frecuente en mujeres y que el estrés físico exacerba más la enfermedad que el estrés mental. La presentación clínica es similar a otras enfermedades cardíacas.

Los estudios reportan 1.7-2.2 % de pacientes en que se sospecha un síndrome coronario agudo, el diagnóstico fue de síndrome de corazón roto. Los pacientes son típicamente asiáticos o blancos (40 % blancos y 2.8 % de otras razas). La edad media reportada es 67 años, aunque ha ocurrido en niños y adultos jóvenes. Cerca del 90 % de los casos corresponde a mujeres postmenopáusicas.

El pronóstico del síndrome del corazón roto es típicamente excelente, pues cerca del 95 % se recupera completamente en un periodo de 4 a 8 semanas.

Publicado en el: Periódico Hoy Digital.

Artículos Relacionados

Menú