Importancia de la psicosociología laboral

Noticias

La Psicosociología Laboral 

                                  Al cuidado de la salud mental del colaborador

 Dra. Rosio del Pilar Rymer Pichardo

Médica familiar, prevencionista de riesgos laborales del Hospital General de la Plaza de la Salud

 Definitivamente es casi seguro que la mayoría de las personas laboralmente activas pasamos en la semana entre 8 a 12 horas diarias en el lugar de trabajo durante unos 20 a 25 años de nuestra vida. Sin embargo, trabajemos en lo que trabajemos, el lugar en el cual desarrollamos la actividad laboral es en donde nuestro bienestar interior puede fortalecerse o debilitarse, dado que por un lado resultaría provechoso para nuestra salud mental, pero por otro, en su defecto representaría un auténtico problema.  Situaciones como un nuevo trabajo, no ser promovido, cambiar de empleo, experimentar momentos no gratos con un superior inmediato, supervisor o compañero, agregando la alta carga de actividades asignadas, aparte de afectar el estado de ánimo, motivación y autoestima, pueden ser precursores de un daño a la salud mental. A modo de antídoto el enfocarse a nivel individual en desarrollar habilidades que faciliten sobrellevar los cambios, las fluctuaciones, el interrelacionarse de manera respetuosa, motivadora e inspiradora y el encontrar gratificación en lo que se hace, resultaría una muralla de contensión para esos factores, pero, qué poder hacer cuando no se cuenta con esas herramientas o no existe esa posibilidad de obtenerla. Recordando que la salud no solo es ausencia de enfermedad o incapacidad, sino un triple bienestar en el aspecto físico, mental y social, es decir que debe estar incluido un buen estado de ánimo, encontrarse bien consigo mismo, contar con buenas relaciones interpersonales y disfrutar de la actual actividad laboral, el conocer la existencia de factores laborales tipos psicosociales permitirá tener una auto vigilancia para identificar los efectos sobre la salud emocional y mental.

 Definitivamente el identificar y controlar los factores de riesgos psicosociales definidos como aquellas características de las condiciones y organización del trabajo que afectan la salud a través de mecanismos psicológicos y fisiológicos cuyo precursor es el estrés,  no es un asunto que debe hacerse de forma aislada, al contrario, al ser la salud mental uno de los ejes fundamentales  de una institución, su abordaje debe ser corporativo, por el hecho de que una simple razón lo asegura , cuanto mejor es el bienestar psicológico de un colaborador mejor es su rendimiento y satisfacción.

¿Por dónde empezar para cuidar la salud mental en el lugar de trabajo?

Literalmente cada lugar de trabajo es un mundo, lo mismo que cada persona, por lo cual para definir qué hacer para cuidar la salud mental es pertinente saber la existencia de una infinidad de factores que pueden potenciar o destruir nuestro bienestar psicológico. Por lo que es muy posible que nos podamos encontrar en este momento frente a dos grandes escenarios, uno en donde el contexto y entorno laboral sea rígido y otro en donde tal vez los rígidos sean nuestros patrones de comportamiento y funcionamiento. Ambas razones en algunas ocasiones pueden hacer que resulte un tanto dificultoso saber por dónde, cómo y porqué aspecto iniciar, al no poder identificar cuál de los factores está ejerciendo mayor influencia sobre el bienestar psicológico. Por lo tanto, detenerse y empezar a observar algunos aspectos personales como el nivel de auto exigencia, gestión del tiempo, cantidad de tareas asumidas, reacción inadecuada ante resultados no esperados, permitirá saber que “tuercas” aflojar o apretar para lograr o recuperar el bienestar como es percibido en la mente, emociones y el cuerpo. En relación al primer escenario por la naturaleza del tipo de negocio y la característica del personal, no siempre es una tarea fácil para las empresas planificar la manera más adecuada para trabajar, sin embargo, se hace necesario mostrar un extra de flexibilidad en todos los niveles de la institución. Pudiera iniciar el fomento de la salud mental en el trabajo evaluando el entorno laboral, la organización de las tareas en relación a la demanda de trabajo y crecimiento de la empresa versus la cantidad del personal, el tipo de liderazgo y las relaciones entre los distintos niveles de la jerarquía de la empresa.

             En el momento actual en que vivimos nos desarrollamos en entornos laborales con altas demandas y exigencias lo que supone una gran inversión de nuestro tiempo y energía al desarrollo de nuestro trabajo, dos de nuestras más valiosas posesiones. Por lo tanto, el desarrollo de diferentes herramientas e implementación de estrategias para gestionar los factores de riesgos psicosociales vendrían a preservar la salud mental y ofrecer recursos emocionales para que la productividad sea óptima.

Preguntas frecuentes

 ¿Cómo pudiera tener una adecuada de la organización del tiempo?

Para que nuestro mundo interior funcione adecuadamente es crucial desarrollar la organización del tiempo, siendo una forma eficaz de manejar el estrés y evitar la sensación de agobio y permanente sensación de inseguridad ante posibles errores, por lo tanto, el distribuir la realización de las tareas en función del tiempo y nivel de importancia que tiene, para buscar la mejor manera de realizarlas.

¿Cómo poder priorizar la salud mental de los colaboradores?

No es un secreto que en la medida que el bienestar emocional llegue y se quede con los colaboradores mejor serán los resultados. Por lo tanto, identificar las necesidades psicosociales generaría una psicodinámica convirtiendo en saludable y seguro los espacios de trabajo de la organización.

Glosario 

Factores de riesgos psicosociales: Son las deficiencias derivadas del diseño, la organización y la gestión del trabajo, así como de un escaso contexto social del trabajo, y pueden producir resultados psicológicos, físicos y sociales negativos, como el estrés laboral, el agotamiento o la depresión.

 Bienestar laboral: Es un sentimiento general de compromiso y felicidad que proviene de trabajar en un determinado lugar y rol profesional.

Artículos Relacionados

Menú